¿Y el 9 marzo que?

Hoy día 11 todavía estamos de “resaca”, palabra seleccionada  tras la polémica con el lema elegido por el Ministerio y que la Derecha machista ha intentado manipular para intentar quitar el foco de su falta de empatía con los colectivos feministas. ¿Y ahora que? la reivindicación de las mujeres, va más allá de un solo día. Este 8 de marzo hemos gritado alto y claro que necesitamos igualdad. Y lo hemos hecho también para recordar a la derecha de nuestro país, que no estamos solas, que somos millones, y que no vamos a parar hasta que esta situación de injusticia se solucione.

Debemos seguir trabajando, para que el Gobierno tome medidas efectivas en cuanto a la igualdad. Es necesario legislar para avanzar, porque debemos ser conscientes que los avances conseguidos hasta ahora son insuficientes, y la situación es cada vez más preocupante e intolerable. La situación de la brecha lejos de acortarse se consolida y la mayor lacra actual de nuestra sociedad son los asesinatos machistas, aunque al parecer lo único que importa actualmente es el Coronavirus, pues el machismo es mucho más letal porque no solo mata sino que pudre los cimientos de la sociedad.

Es necesario que se aprueben de forma urgente medidas que de forma efectiva puedan combatir y eliminar la desigualdad que sufren las mujeres en el empleo, en la búsqueda del empleo, así como promover y recordar que desde todas las empresas de más de 150 trabajadores/as debe tener planes de igualdad. Desde marzo del año se aprobó la obligatoriedad de registrar los planes de igualdad de las empresas lo que no se está cumpliendo, ya que la mayoría de planes de igualdad aprobados son papel mojado que o bien ni siquiera se han negociado con la representación sindical o simplemente no se están desarrollando.

Debemos abordar el desarrollo reglamentario de la normativa laboral en materia de igualdad de género, derogar la reforma laboral que tanto daño ha hecho al conjunto de las trabajadoras y de los trabajadores de nuestro país,  precarizando aún más nuestra  situación laboral, y recuperar el espacio perdido de la negociación colectiva.

Es imprescindible aprobar una Ley de igualdad Salarial. Lo recalqué en mi anterior artículo y seguiré pidiéndolo siempre que tenga ocasión. Por último recalcaré la importancia de reforzar y garantizar los instrumentos y recursos de vigilancia, control y sanción de la Inspección de Trabajo. Si no se aumenta el número de inspectoras e inspectores de trabajo difícilmente vamos a conseguir que las empresas cumplan todas las medidas aprobadas y totalmente necesarias para conseguir la igualdad efectiva de hombres y mujeres.

Victoria Corbacho
Sindicalista UGT Baix Llobregat
@vickycorbacho

Cada Àtom és una petita reflexió política de Club Còrtum

Share