Wanderlust

Lo que no se nombra no existe, dicen. Así que el espíritu viajero, existe. Hace ya unos años que el vocablo wanderlust va apareciendo en el time line de mi twitter. ¿Será que soy un espíritu wanderlust? Creo que sí. Amo viajar. Amo vivir y sentir la experiencia viajera. Mucho. Pero a menudo me pregunto por qué. ¿Por qué me gusta tanto viajar, conocer otras culturas, otros mundos? Y a todas esas preguntas se le suman otras: ¿Qué nos aporta el viaje? ¿Cómo viajamos?

Creo en el viaje como un camino de conocimiento y aprendizaje. Conocimiento del otro, pero también de una misma. Y aprendizaje cuando te ves reflejada en el funcionamiento de otro país, que te pone ante el espejo de situaciones y formas de funcionar que no es que estén alejadas de la tuya, es que simplemente ni te las habías planteado. Creo que en cada viaje he aprendido algo, algo que me ha ayudado a crecer un poco más como persona. Una de ellas es, sin duda, aceptar aquello que es inevitable e irresoluble y darle la vuelta a mi experiencia vital.

Creo que eso se produce, este conocimiento y aprendizaje, porque viajo con la curiosidad de las personas humildes, con la curiosidad de qué me voy a encontrar, qué voy a vivir y sí, lo reconozco, qué voy a aprender de aquél país, de aquella cultura. Y esta visión, este punto de vista, me parece fundamental. Porque elimina de mi ser todos los “-ismos” que sólo se fundamentan en prejuicios, en prejuicios y una actitud de superioridad y soberbia que, demasiado a menudo, vemos en nuestra sociedad para con personas de otras culturas. Cuando te liberas de ellos es cuando entiendes; cuando entiendes, aceptas, y cuando aceptas puedes empezar a construir desde la igualdad y la suma y la riqueza de la diversidad. Es una concepción, esa, que me fascina. Y de hecho, siempre he pensado que en la enseñanza pública debería ser obligatorio el viaje. No hay presupuesto para tanta alforja, lo sé, pero creo que sería un gran avance social.

Viajar, conocer, aprender, disfrutar, vivir al fin, se convierte en una forma de vida, la que nos apasiona a quienes disfrutamos del espíritu wanderlust.

¿Y tu, eres de espíritu wanderlust?

¡Buenas vacaciones y, si viajas, feliz, felicísimo viaje!

Iolanda Pàmies Rimbau
Periodista i escriptora
@iolandapamies

Cada Àtom és una petita reflexió política de Club Còrtum

Share

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *