Vox, franquistas

Cada vez que ellos vengan a pintar, nosotros vendremos a limpiar”. Con estas palabras el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha cerrado sus declaraciones a los medios este viernes en el acto organizado por el sindicato para limpiar la pintada en la estatua de su histórico dirigente Largo Caballero con el mensaje “Asesino. Rojos no” que apareció tras la decisión del Aytuntamiento de Madrid de borrar su nombre del callejero de la capital. Álvarez ha criticado directamente al líder de Vox, Santiago Abascal por sembrar la crispación: “Debería acordarse de qué pasó en el País Vasco Él ahora es de los que apuntan, de los que está marcando”.

Esto apuntaban los diarios el pasado 16 de octubre en un acto organizado por mis compañeros/as de UGT tras las vergonzosas pintadas en la estatua de Largo Caballero, pero yo voy más allá, yo sentí un profundo asco al ver a una Diputada, como la Sra. Macarena Olona haciéndose una fotito rollo campeones del mundo de fútbol, envuelta en una bandera de España. Si,  una Diputada, una mujer elegida para representar a los ciudadanos/as en algo tan importante como el Congreso de España. No solo siembran el odio y la crispación, sino que se regocijan y se fotografían, como niñatos/as ultras que acaban alzando la mano y gritando España una, grande y libre.

Vergüenza de gentuza que aplaude y enaltece el Franquismo, náuseas de que no solo esas alimañas envueltas en banderas que son VOX hagan lo que se espera de ellos y ellas, sino que el PP y Ciudadanos den cobertura a esos franquistas y fascistas de salón, que luego se escudan en la Democracia y en la libertad de expresión para decir y hacer barbaridades.

Simplemente no puedo sentir ni decir nada más, que, ya tardamos en ilegalizar la fundación Francisco Franco y dejar de dar fondos públicos a esos franquistas sinvergüenzas.

Victoria Corbacho
Sindicalista UGT Baix Llobregat
@vickycorbacho

Cada Àtom és una petita reflexió política de Club Còrtum

Share