Veneno

No dejan de salir casos de mujeres asesinadas por sus parejas, violaciones grupales, manadas, agresiones machistas y sexistas, abusos sexuales, casos de discriminación laboral, acosos de todo tipo, imposiciones religiosas para invisibilizar más a las mujeres tras un trozo de tela o rosario, cualquier medio de información hace referencia a algún tipo de violencia machista y seguimos sin hacer NADA.

Los gobiernos y políticos se llenan la boca citando un pacto sobre violencia machista, políticos que se acuerdan del tema cuando aparece un caso o toca el día para adornar sus redes sociales y mostrar su concienciación del tema.

Jueces sin formar que dictan sentencias que avergüenzan haciendo sentir más culpable a la víctima que al agresor, medidas insuficientes, medios que hablan pero no informan, no hay perspectiva de género y menos ganas de colaborar, porque es más fácil escupir titulares machistas que la objetividad y realidad.  

La sociedad está infectada de veneno, odio y machismo, pululan todo tipo de informaciones falsas con tal de machacar a las mujeres, al feminismo, de destruirnos a todas y someternos aún más, dicen que somos libres y nos quejamos de todo, sería una barbaridad no hacerlo y mucho menos no sentir dolor cuando nos arrebatan a una de nuestras hermanas o hijos.

Se dan cabida a discursos antidemocráticos y totalmente machistas, se permite la violencia verbal y acoso en redes a todas las que nos quejamos “de todo” sin que las plataformas digitales en las que concienciamos, informamos, colaboramos y ayudamos, se muestre contrarias a ello porque sacan pasta, y es antes el ego que el derecho.

La población se traga bulos, no contrasta ni busca datos, se mensajea basura de todo tipo sin ni siquiera pensar que puedes cometer un delito, el todo vale, el protagonismo, la gracieta de turno, el chiste, el ser considerado el conocedor de todos temas sin saber un pimiento de nada, todo vale porque la ponzoña actúa rápido y la maldad siempre parece que adelante a la coherencia y verdad.

Pero el feminismo peleó, pelea y peleará por cada una de todas nosotras, por las futuras y las que están, por las que las largaron antes de su hora, porque nos da la gana y porque hemos dicho basta, que os quede claro que aquí nadie se rinde, que es mucha presión que agota cada día porque te rompes cuando hay veneno y causa desdicha, que somos la mitad y somos mujeres , humanas y personas. No hay veneno suficiente en el mundo para pararnos a todas porque cada vez somos más y lo vamos a conseguir un día, y nos tendréis que pedir perdón.

Pilar Capi

@75pilicapi

Feminista

Share