No con mi pan, no con mi futuro

En el bienentendido de que cada cual puede hacer de su capa un sayo como mejor le plazca y de que prescinda de ciertas cosas según su buen entender, debo decir que a algunos y “otrunos” se nos está poniendo la vida difícil. No es mi caso, por suerte, pero sí la de persones más que cercanas que sufren el libre albedrio de los convocantes, sean CDR, ANC u Omnium.

Creer que los políticos presos saldrán de la cárcel por quemar contendores o coches o mobiliario urbano será propio de personas excesivamente jóvenes, o con un sentido de la responsabilidad poco alto.

Que la Presidenta de la ANC, Paluzie, adulta, con capacidad de raciocinio suficiente, manifieste que los altercados “hacen visible el conflicto” y a los pocos minutos, los CDR lo expandan, como gran victoria por las redes es un ejemplo de lo que un dirigente, o una, no debieran de hacer para liderar un movimiento político.

Si a esta insensatez de quemar, romper y agredir le sumamos que hay estudiantes que pierden clase porque se les cierra al paso a la universidad o hay trabajadores que están perdiendo salario por culpa de una quimera de república que está más lejos que cerca, aún peor.

Una persona muy allegada a mí, autónoma, ha perdido en pocos días cuatro días de trabajo. Se trata de un autónomo, que si no es falso se le aproxima mucho ¿Todo el mundo puede perder cuatro días de trabajo (de momento) y el correspondiente dinero que conlleva?

Y en esa misma línea ¿Todo el mundo puede permitirse perder una beca porque no se realizan los estudios exigidos?

Señores de la república del helado de postre cada día y de la revolución de las sonrisas, sepan que hay muchas personas a las que ustedes perjudican, personas a las que ustedes les han prometido el maná, pero que de momento solo ven que juegan con su pan y su futuro. Por más coches que quemen, más trenes que paren, los presos, presos son, de manera justa o injusta, eso es opinable, pero ninguna hoguera los va a sacar de la cárcel, por muy internacionalizado que esté el conflicto, que nadie apoya salvo un par de partidos fascistas en Europa.

Àfrica Lorente Castillo
Escriptora

Cada Àtom és una petita reflexió política de Club Còrtum

Si tens interès en rebre els Àtoms regularment, pots donar-te d’alta enviant-nos un correu a noticies@clubcortum.org 

Share