Esquizofrenia

Señoras y señores, la esquizofrenia política está servida en nuestro país.

En Italia ha habido acuerdo para que Salvini caiga, víctima de su propia estrategia y soberbia.

En Inglaterra Boris Johnson está cada día más acorralado incluso por los suyos. Veremos si cae también.

Y en España. ¿Qué ocurre en España? Pues aquí la derecha blanquea la extrema derecha con total impunidad y naturalidad. Y la izquierda más izquierdista compara la izquierda más centrada con la extrema derecha italiana. Vamos, una gozada.

A veces me pregunto si esta situación se produce por irresponsabilidad, porque todo vale con tal de tocar poder, por ineptitud a la hora de ver lo grave de la situación, o si por todo ello a la vez. Sea como sea, parece que no hemos aprendido nada de nuestro pasado; no hace tanto que un señor bajito y con bigote nos arrebató todos los derechos y hubo –y aún hay- que luchar mucho para ir reconquistándolos. ¿De verdad que no somos capaces de darnos cuenta del peligro que entraña la extrema derecha? ¿Qué necesitamos para darnos cuenta? ¿Que nos vuelvan a arrebatar todos los derechos? ¡Porque en ello están! Es descarado en lo que a los derechos de las mujeres se refiere, pero no olvidemos la defensa a ultranza que hizo Abascal de Salvini y Orban en el debate de la comparecencia de la vicepresidenta del Gobierno por el Open Arms, por poner sólo dos ejemplos.

Centrémonos, por favor, y no juguemos con temas tan serios o al final acabaremos tan embarrados que nos hundiran en la más profunda miseria humana.

Iolanda Pàmies Rimbau
Periodista i escriptora
@iolandapamies

Cada Àtom és una petita reflexió política de Club Còrtum

Share