Es la seguridad, estúpido

Quemar neumáticos en las vías, talar árboles y ponerlos en medio de las vías, o neveras, o bloques de hormigón. Entre cinco y seis sabotajes diarios en vías de tren por parte de CDR. Más de 7 millones de euros en desperfectos en vías y en el aeropuerto. Pero la consellera Budó afirmó, sin rubor alguno, que todo lo que ocurría era por falta de inversión, no a causa de sabotajes. Falta de inversión, dice Budó. ¿Miró la propuesta de Presupuestos Generales del Estado para 2019 que votó en contra su grupo político, la señora Budó? Porque en ellos se duplicaba la aportación a Cercanías, de los 331 millones de los últimos presupuestos de Rajoy a 650 millones en esta propuesta de Sánchez. 650 millones que no llegarán porque independentistas y derechas tumbaron los presupuestos y nos llevaron a elecciones. 650 millones que no llegaran y a los que hay que sumar los más de 7 millones que llevamos ya de gasto en desperfectos en infraestructuras.

Pero lo más grave no es esto, no es que el Govern mienta y banalize lo que está pasando, que también, lo más grave es el riesgo que suponen para la seguridad de todos los pasajeros y pasajeras esos sabotajes. “¿No se da cuenta de la frivolidad que significa? No es que justifiquen la violencia, es que la promueven, que es peor. No justifican lo que hacen sino que la animan. El problema cuando se produce una incidencia de esas es que si el maquinista no tiene reacción, puede afectar a la seguridad de mucha gente. Están jugando con fuego”, decía el ministro de Fomento, José Luis Ábalos.

Isabel Pardo de Vera, presidenta de Adif, explica que se están tomando todas las medidas posibles para que sea lo máximo seguro viajar, como pedir a los conductores que vayan “con marcha a la vista”, que es como se conoce en el lenguaje ferroviario al hecho de circular más despacio para tener más visibilidad y capacidad de frenado si se encuentran algo en las vías. Y lo normalizamos. ¿De verdad? ¿De verdad que debemos normalizar el hecho de ir en tren y que pueda descarrilar porque unos desalmados han decicido sabotear las vías? ¡Pues no! ¡Quien quiera protestar, que lo haga, pero no a costa de la seguridad de los demás!

Iolanda Pàmies Rimbau
Periodista i escriptora
@iolandapamies

Cada Àtom és una petita reflexió política de Club Còrtum

Share