Bravas

Mujeres con rasmia, con carácter, determinación, que defienden lo suyo y no son conformistas a los patrones establecidos, que transgreden unas normas impuestas por un sistema global patriarcal, o ésas que se indignan y protestan por los derechos humanos de todas, llevando la voz de la injusticia, tejiendo redes de todo tipo por el mundo con el fin de conseguir esa sororidad completa, fraternidad entre hermanas. Lazos invisibles que no se ven pero sentimos, hermanas de sufrimiento, portadoras de una losa que asesina, maltrata, viola, denigra, acosa y comete miles de atrocidades contra todas nosotras, nuestros cuerpos por ser mujeres.

Esa mujer perfecta, sumisa, obediente, complaciente, amante, cariñosa y servil, diosas de la maternidad, inmaculadas e inocentes, ingenuas, educadas, recatadas y calladas, es la imagen y el deseo enfermizo que el patriarcado espera de cada una de nosotras.

Orgullo nacer mujer y un lastre al mismo tiempo por tener que soportar injustamente su brazo armado más atroz, el machismo. Infancias en las que de generación en generación se inculcan esos valores exigidos para encajar en un puzzle patriarcal sin sobresalir más que el sexo opuesto, porque así es lo debido y se ha decidido.

Asignadas a desempeñar un papel, un sitio, el rol social que debes tener entre el resto de congéneres humanos. Bombardeadas con estereotipos para inocularte esa ideología de inferioridad y sumisión, crearte unas expectativas falsas sobre tu cuerpo que el 90% del sexo femenino no encaja realmente porque somos perfectas mujeres imperfectas, no normativas, cánones de belleza que cosifican nuestros cuerpos y frustrando a las más débiles que proyectan el deseo de emular a esa perfección inexistente.

Marcarte desde la infancia para competir y no para aprender ni compartir, más bien en ser la mejor y a poder ser mejor qué….rivalidades absurdas, egos innecesarios, mujeres que les obligan a parir, a no hacerlo, a prostituirse o no permitirle disfrutar del sexo con quien le apetezca, religiones, arraigos o imposiciones que se empeñan en dictaminar, legislar y decirte qué es ser mujer y como debes hacerlo.

Niñas sexualizadas, lolitas cosificadas por dinero, hacerlas crecer antes de tiempo, casadas unas con pedófilos consentidos por ése patriarcado mundial, víctimas de violaciones como arma de guerra en conflictos internacionales, mano de obra barata de empresarios generosos con el mundo privilegiado y capitalista, acosos laborales, sexuales, abusos de poder…..y todo esto por nacer MUJER.

Esa losa que nos pesa tanto en nuestros hombros la cual arrastramos desde siglos cuesta mucho partirla en trozos y aniquilarla sin esa educación de base, reeducación social y unión entre hermanas con el apoyo y empuje del resto de sociedad e instituciones gubernamentales mundiales que visibilicen y establezcan medios, soluciones y leyes donde se nos respete y otorgue el lugar e igualdad de condiciones en éste mundo patriarcal.  Lo vamos a desinflar y silenciar porque somos MUJERES BRAVAS, que no dan pasos atrás, somos firmes, valientes, decididas, cariñosas, empáticas, generosas, rebeldes, feministas, sororas y estamos cabreadas porque somos conscientes de la lucha de desigualdad que afrontamos cada día de nuestras “privilegiadas” vidas, no nos rendimos.

Mujeres valientes que pelean a diario desde cualquier recóndito lugar por sacar sus vidas adelante, en soledad o compañía, con o sin hijos, que sobreviven por ser mujer en un entorno hostil que las considera una amenaza y no cree en ellas, fuertes por dentro aunque la imagen proyectada sea de fragilidad e incultas, a todas ellas y a las demás que no conocen la visión real que tiene el mundo de ellas porque siguen adoctrinadas y engañadas por ese patriarcado impuesto, conocerán la mirada violeta y ya no darán marcha atrás, a todas las necesito, las necesitamos, mis hermanas nuestras hermanas, somos la mitad y lo conseguiremos por todas.

Seamos las voces de las que no pueden gritar, las que lloran en silencio, de las sometidas, defendamos a todas y cada una aunque vayan contra si mismas , ya lo verán…… el violeta.

Exigimos nuestro lugar en el mundo, que ha sido arrebatado con golpes de machismo y complicidad del veneno que inoculan al resto para no dejarnos ser lo que somos y lo que perseguimos, la igualdad.

No somos trofeos, nuestros cuerpos no son productos y no parimos hijos por dinero, no estamos en venta, no somos objetos.

Luchemos con ésa bravura que tenemos sin descanso por todas por las que nos quitaron de nuestro seno, por las que están luchando en silencio, por las que son libres y las que están sin libertad, no queremos #NiUnaMenos #NiUnaMás #YoTeCreo , no queremos más vidas sesgadas y esto tiene que parar ya. BASTA!!!!!!!!!!!

Somos MUJERES BRAVAS

Pilar Capi

Feminista

Share

Una resposta a «Bravas»

  1. Ciertamente la lucha será tan dura como dura es la vida que nos han obligado a vivir en el patriarcado cercenador

Els comentaris estan tancats.