2020, ¡no esperemos más!

Pasaron las fiestas navideñas y ya estamos metidos en el nuevo año. ¿Y ahora qué? Ahora necesitamos de manera urgente que empiece a trabajar el nuevo Gobierno que se elige hoy. Lo necesitamos ya. Hay cuestiones que llevan demasiado tiempo paradas o aplazadas a la espera de un Gobierno progresista. Necesitamos, de inmediato, un plan de lucha contra el desempleo.

Hay que atacar prioritariamente las dos reformas laborales, como el artículo 52.d) del Estatuto de los Trabajadores, que permite despedir a empleados y empleadas con baja médica y que ya está siendo aplicado para miles de ellos y ellas; la reforma de las pensiones de 2013; o la necesidad de poner en marcha negociaciones para mejorar el desempleo en nuestro país.

El acuerdo entre PSOE y ERC permitirá a Sánchez asumir hoy la presidencia. Todo ello ha de tener como marco una mesa de negociación en la que el punto de partida tiene que ser la Constitución y el Estatuto de Autonomía. De esta manera podremos iniciar una andadura de negociación, de derogación y de justicia social que supondrá un Gobierno progresista del PSOE y Podemos.

Solo con este Gobierno Progresista podremos alcanzar en 2020, todos los convenios con un salario mínimo de 1.000 euros, tal y como se firmó en el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), con la CEOE, pero que al parecer la patronal ya no recuerda.

A ese Gobierno Progresista, le seguiremos reclamando que el SMI llegue al 60% del salario medio. Ahora mismo, estaría en torno a los 1.153 euros. Planteamos que en estos cuatro años acordemos un ritmo de subida para que en 2023 esté en ese 60% del salario medio que, por cierto, todavía nos deja lejos de Alemania, Francia o Luxemburgo, donde el SMI pasa de los 2.000 euros.

Con estos buenos deseos y como no podía ser de otra manera os deseo un 2020 lleno de negociación, acuerdos y como no justicia social.

Victoria Corbacho
Responsable organización UGT Baix Llobregat
@vickycorbacho

Cada Àtom és una petita reflexió política de Club Còrtum

Share